Los datos de una investigación sobre la actividad cerebral en el momento de nuestra Muerte : Experiencias Cercanas a la Muerte, ECMS

Una reciente investigación vuelve a dar datos de lo que sucede en el cerebro durante nuestros últimos instantes vida.

En esta ocasión se han registrado ondas cerebrales de una persona a punto de morir, y, pareció pasar por una repentina explosión de recuerdos segundos antes y después de que su corazón dejara de latir. Este estudio sugiere que podemos experimentar una avalancha de recuerdos cuando morimos, si bien existían investigaciones anteriores que sugerían una gran actividad cerebral tras la muerte clínica.

imagen del cerebro humano
Imagen del cerebro humano

La reciente investigación fue publicada la semana pasada en Frontiers in Aging Neuroscience.

Para realizar la investigación, los médicos recogieron la actividad cerebral de un paciente canadiense de 87 años con epilepsia.

Previo al estudio, el equipo médico se encontraba realizando un Electroencefalograma, para saber qué estaba pasando durante sus convulsiones epilépticas.

El encefalograma es una prueba conocida especialmente desde el siglo pasado para reflejar las actividades cerebrales, en la imagen superior podemos ver la primera imagen publicad de un electroencefalograma (1929), La electroencefalografía en humanos se empieza ensayar en 1920, y las bases las pone Richard Birmick Caton en 1875 cuando presentó sus hallazgos sobre los fenómenos bioeléctricos en los hemisferios cerebrales de ratones y monos
El encefalograma es una prueba conocida especialmente desde el siglo pasado para reflejar las actividades cerebrales, en la imagen superior podemos ver la primera imagen publicad de un electroencefalograma (1929), La electroencefalografía en humanos se empieza ensayar en 1920, y las bases las pone Richard Birmick Caton en 1875 cuando presentó sus hallazgos sobre los fenómenos bioeléctricos en los hemisferios cerebrales de ratones y monos

Fue entonces cuando el paciente tuvo un infarto y murió durante el examen. Dada la solicitud previa del paciente de No resucitarle (DNR), los médicos no intentaron ningún otro tratamiento para reanimarle y el hombre falleció pronto..

Ejemplo de orden DNR, de no resucitación, en los Estados Unidos.
Ejemplo de orden DNR, de no resucitación, en los Estados Unidos.

Sin embargo, la máquina del Encefalograma seguía funcionando, así fue como los médicos pudieron ver la actividad cerebral del hombre al final de su vida.

En muchos medios dirán y dicen que tales registros nunca antes habían sido capturados en un individuo moribundo, y en en esos términos justo durante la muerte puede ser verdad.

Sin embargo, las conclusiones no son una auténtica novedad. Encontramos investigaciones al respecto de esta actividad cerebral tras muerte cerebral, al menos desde el año 1984, algo que podemos entender normal, ya que, el fénomeno de las ECM, es muy antiguo y la prueba del electroencefalograma data de principios del siglo XX.

Estudio de 1987 al respecto: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/3619714/. Igualmente se ha comprobado dicho comportamiento cerebral en otros animales mamíferos https://planetaincognito.es/2013/08/22/las-ratas-tambien-van-al-cielo/

«Es muy raro, porque no se puede planificar esto. Ningún ser humano sano va a ir y hacerse un EEG antes de morir, y en ningún paciente enfermo vamos a saber cuándo va a morir para registrarlo». estas señales»,

Ajmal Zemmar, neurocirujano de la Universidad de Louisville en Kentucky, a Anna Medaris Miller de Insider.

Durante aproximadamente 30 segundos antes y después de que el corazón del hombre dejara de latir, los registros mostraron una mayor actividad en partes del cerebro asociadas con el recuerdo, la meditación y los sueños.

Diferentes tipos de oscilaciones u ondas cerebrales, están involucradas en diferentes funciones cerebrales. Los investigadores registraron tanto oscilaciones gamma de alta frecuencia como oscilaciones theta, delta, alfa y beta de frecuencia más lenta. Los científicos dicen que estaban particularmente intrigados por la presencia de ondas gamma, lo que sugiere que el cerebro del hombre pudo haber estado reproduciendo recuerdos de toda su vida.

«A través de la generación de oscilaciones involucradas en la recuperación de la memoria, el cerebro puede estar reproduciendo un último recuerdo de eventos importantes de la vida justo antes de morir, similar a los informados en las experiencias cercanas a la muerte». Y la actividad cerebral del paciente no se detuvo inmediatamente cuando fue declarado muerto. «Sorprendentemente, después de que el corazón deja de bombear sangre al cerebro, estas oscilaciones continúan»

dijo Zemmar en un comunicado de prensa

El paciente que murió tenía epilepsia, una enfermedad que puede alterar la actividad de las ondas gamma,

A pesar de las limitaciones de estudiar un solo caso, las conclusiones finales se basaron en el estudio de 2013 en ratas (que antes mencionábamos ) que informó patrones similares de actividad cerebral antes y después de la muerte. Esto llevó a algunos científicos a especular que el recuerdo de la memoria podría ser una experiencia universal de los mamíferos moribundos.

“Como neurocirujano, a veces me enfrento a pérdidas. Es indescriptiblemente difícil dar la noticia de la muerte a familiares angustiados […] Algo que podemos aprender de esta investigación es que, aunque nuestros seres queridos tienen los ojos cerrados y están listos para dejarnos descansar, sus cerebros pueden estar reproduciendo algunos de los mejores momentos que vivieron en sus vidas”.

Ajmal Zemmar, neurocirujano de la Universidad de Louisville en Kentucky, a Anna Medaris Miller de Insider.

Así que ya sabéis. SÍ, antes de morir nuestra actividad cerebral se dispara (también después), recordamos momentos importantes en nuestra vida, y, quien sabe qué más.

Un hallazgo científicos más para llegar entender qué es lo que pasa en nuestro cerebro en estos últimos momentos.

Si hay algo más allá o no, es otro misterio, pero al menos ya se empieza a entender cuál es el comportamiento cerebral que lleva a tener esas visiones cercanas a la Muerte.

Hasta la próxima

Fuentes:

https://www.smithsonianmag.com/smart-news/brain-scans-suggest-life-flashes-before-our-eyes-upon-death-180979647/

Estudio : https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fnagi.2022.813531/full

https://planetaincognito.es/2013/08/22/las-ratas-tambien-van-al-cielo/

Héctor Montoya

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.